El riesgo asociado con una ISA es que los Participantes pueden terminar pagando más de lo que pagarían con un préstamo, pero solo si tienen un aumento significativo en sus ingresos, con un rendimiento significativamente superior al promedio de los estudiantes que asisten a ese programa educativo. Incluso en este escenario, sus pagos tienen un tope y tienen la opción de prepagar anticipadamente y cancelar el ISA.