• Cantidad ISA: la cantidad acreditada en tu cuenta (la matrícula total del programa que elijas hacer).
  • Participación en los ingresos: el porcentaje de los ingresos mensuales que pagarás.
  • Pagos Requeridos: el número de pagos mensuales requeridos para cumplir con tu obligación ISA (también llamado plazo de pago).
  • Ventana de pago: el tiempo máximo para tu ISA. Un ISA al día finaliza cuando finaliza el periodo de pago, incluso si, en función de tus ingresos laborales mensuales, se te ha pedido que pagues menos que el monto del ISA o nada en absoluto.
  • Umbral de Renta Mínima: los ingresos que debes tener para poder realizar los pagos. Si ganas menos de eso, entonces los pagos se pausan.
  • Tope de Pago: la cantidad máxima que puedes estar obligado a compartir, expresado como un múltiplo de la cantidad ISA.