No, las becas privadas que convocamos gracias a la contribución de empresas solidarias que quieren aportar su granito de arena en la transformación del sistema educativo a uno más equitativo, inclusivo y de calidad, no se devuelven ni se adelantan ni, por supuesto, tienen coste alguno para los beneficiarios. Funcionan como una beca de concurrencia competitiva al uso y su único objetivo es que los estudiantes puedan afrontar el curso académico con mayor tranquilidad y centrarse en lo verdaderamente importante, su formación.